Blog de FelicidadLaboral.com

Blog de FelicidadLaboral.com

Blog de FelicidadLaboral.com - Blog de FelicidadLaboral.com

El tablero de juego

los-tableros-de-ajedrez

Desde la “actitud jugador” de la que estamos hablando en las últimas entradas del blog, y puestos a realizar nuestras jugadas en el Juego Social del Trabajo, es importante que nos preguntemos acerca de “el dónde”.

¿Dónde trabajar?, ¿En que lugar geográfico?, ¿A que área laboral dirigir mis servicios?

Hay tiempos en nuestras vidas laborales en los cuales las cosas fluyen con facilidad y sin necesidad de replanteamientos profundos. Al igual que en los juegos deportivos, hay equipos que solo necesitan permitir que las cosas sigan su curso. Las partidas van bien, la estrategia funciona, los resultados positivos se suceden con facilidad. Se vigilan las señales en cada temporada por si hacen falta introducir ajustes pero no se percibe la necesidad e cambios importantes.

Pero hay otros momentos en los que las cosas empiezan a fallar, o un suceso importante en el juego ha introducido factores de preocupación o incluso de crisis.

En nuestras trayectorias laborales ocurre lo mismo, hay tiempos de fluidez, no se percibe la necesidad de cambios, solo se necesita continuar haciendo lo que está funcionando. Pero hay otros momentos en los que, o bien de forma repentina o bien comenzando a verlo en el horizonte, lo que antes funcionaba ha empezado a dejar de funcionar.

Un ajuste de plantilla inesperado, una bajada importante de las ventas, un ere, una suspensión de la línea de crédito que tenía la empresa, etc, etc, etc.

Como en el baloncesto, son momentos para plantear un “tiempo muerto”, se necesita un replanteamiento o un cambio de estrategia, o tal vez una “Reforma Laboral Interior”. Y en esos momentos es importante que también le echemos un vistazo al tablero de juego: ¿dónde posicionarme para la siguiente jugada?, ¿sigo donde estaba o cambio de empresa, o de ciudad o de barrio o de país?, ¿me dirijo a un público”cercano” o me planteo llegar a otras partes del mundo?

Con la interconexión tecnológica, con las comunicaciones más accesibles y rápidas, y a la velocidad que fluye la información, el tablero en el juego social del trabajo es el mundo, el planeta tierra e incluso, para algunos, más allá. Ciertos jugadores están vendiendo actualmente viajes a la luna y ya han conseguido compradores.

Habrá jugadores que decidan hacerlo en una parcela pequeña, quizás una panadería en su pueblo, un quiosco de periódicos en su ciudad. Otros, sin embargo, decidirán jugar de una punta a otra del planeta, fabricando lámparas en Badajoz, por ejemplo, y vendiéndolas en Australia.

Un ejemplo sobre lo anterior lo encontramos en una noticia reciente sobre un emprendedor que tuvo una idea y que buscó financiación y un equipo de trabajo de ingenieros capaces de hacer realidad lo que tenía en la cabeza: un utensilio de cocina que permite elaborar horchata en casa y otras leches vegetales. Innovación y exportación son las claves para su negocio del que espera recuperar pronto su inversión. El responsable cuenta: “Ya hemos vendido 17.000 utensilios desde el 2013, de los cuales el 9% en España y el resto fuera, en países como Alemania y Canadá. En Suecia les encanta y nos han mencionado en la prensa sueca como uno de los inventos de salud más importantes del año. Me paso el tiempo en el Skype al habla con muchos países del mundo en mi pobre inglés y haciendo lo que uno puede”.

Entre otras, veamos varias alternativas que tienen que ver con el tablero de juego:

  • Por un lado la posibilidad de vender en el extranjero a través de Internet, y aquí reproducimos unos cuantos consejos. (http://blog.bitmarketing.es/que-debemos-saber-para-vender-en-el-extranjero/)

  • Por otro lado plantearse la migración dentro de España, la llamada “migración interior”, según el periódico El País, “los españoles rompen un inmobilismo histórico y buscan empleo en otras zonas del país. Para lo bueno, para lo malo y para lo incierto, España no deja de sorprender. Cuando todos estábamos mirando hacia fuera, a la salida al exterior, a la Arcadia alemana o de Europa del norte, las estadísticas van y nos zarandean contándonos que los españoles también están moviéndose, a la búsqueda de empleo, entre las diversas comunidades del Estado, y lo hacen con una intensidad que no se veía en tiempo. Es un movimiento incipiente, pero que revela, apunta Sara Baliña, economista de Analistas Financieros Internacionales (AFI), que detrás habita un potente mar de fondo demográfico” Miguel Ángel García Vega, el País de 4.XI.2012

  • La apuesta por estrategias de “Economía Local” que “hace referencia al esfuerzo colaborativo para construir economías basadas en productos de la localidad, comarca o región. Específicamente en el ámbito de la alimentación, hace referencia a la producción, procesamiento, distribución y consumo integrados para mejorar la economía, medio ambiente, salud y relaciones sociales de un lugar en particular1 y se considera parte de un movimiento más amplio, como es el del movimiento sostenible.” (Wikipedia) Y que en algunos lugares recibe bonificaciones fiscales, subvenciones y asesoramiento. (Véase el ejemplo del Ayuntamiento de Castelldefels http://www.elcastell.org/es/index/7418/Plan-de-choque-para-mejorar-la-economia-local-y-crear-.html)

  • Y además, claro está, la emigración exterior.

Las cifras de españoles que han salido a trabajar fuera de nuestras fronteras está creciendo desde el año 2009.

Según el periódico digital Huffington Post en su edición de 4 de Enero de 2014 “La emigración española (incluyendo a los nacionalizados) se dirige fundamentalmente a la UE. En contra de la impresión generalizada, no es Alemania (19.462) el destino preferido, sino Reino Unido, a donde han emigrado 30.779 españoles en este periodo según el INE (y hasta 112.980 según fuentes oficiales del país, aunque muchos pueden haber retornado). Francia es el país que han elegido 24.770 españoles, el segundo de la lista seguido de EEUU (22.030), también por delante de Alemania.

Como en todos los “juegos”, algunas jugadas son más atrevidas o incluso arriesgadas, otras más calculadas y seguras, otras más imprevistas y otras más inevitables. Pero cada jugador, en algún momento ha de mover ficha y si para hacerlo ha creado las condiciones para sentirse inspirado tanto mejor, pero esto último será motivo de otra entrada en el blog.

El Juego Social del Trabajo está muy revuelto en todo el mundo. Para lo bueno y para lo malo el tablero de juego se ha expandido. La comunicación es casi instantánea. Los transportes son rápidos. Están abiertas las fronteras al intercambio de bienes y servicios como nunca antes había sido posible. ¿Qué zonas del tablero son más apropiadas para que tus jugadas te puedan aportar, de una forma o de otra, satisfacción laboral?

Share

¿Soy ficha, o soy jugador ?

ficha o jugador

En las últimas entradas del blog estamos desarrollando lo que llamamos “Actitud Jugador” en el Juego Social del Trabajo.

La actitud es posterior a la visión, creencias diferentes nos llevan a actitudes diferentes. Si consideras el trabajo como un juego social en el cual todos somos posibles jugadores y asumes que tu eres jugador y no “ficha” jugada por el sistema, entonces estás tomando responsabilidad por tu juego. Y si además te conectas con la “esencia” de la palabra juego, te decides a pasarlo bien en lugar de sufrirlo y vas a poner de tu parte para que así sea.

En ciertos momentos del pasado, fundamentalmente a partir del la industrialización de la economía, el entramado laboral se ha asemejado a una gran fábrica en el que los trabajadores eran piezas de la gran maquinaria productiva planificada desde la macroeconomía.

Esto ha hecho que desde la perspectiva del Juego Social del Trabajo a menudo nos hayamos sentido como fichas movidas por el sistema. Un sistema que nos decía “qué hay que hacer, cómo hay que hacerlo y dónde y cuándo debes hacerlo”, en el cual todo esta planificado de antemano. Desde la planificación de las estructuras empresariales con manuales y protocolos hasta la planificación del mercado laboral con leyes reguladoras y convenios colectivos. Organización y planificación como máximos estandartes de productividad.

Desde esta perspectiva, sentirnos fichas de juego del sistema, aunque sea de forma inconsciente, resta creatividad, frescura y motivación.

Si te interesa, sigue leyendo…

Share

Conocer todas tus “cartas”, utilizar tus mejores cualidades

Interactuar

En la naturaleza se encuentran entre 60.000 y 70.000 especies diferentes de árboles  que se podrían clasificar por infinidad de criterios desde su uso en jardinería hasta la utilidad de su madera.

Podemos estar de acuerdo en que ninguna de esta especies sobra y que cada una aporta a la biodiversidad una cualidad diferente, además de la belleza específica que cada variedad tiene, y de las diversidades de frutos para su consumo en alimentación, también encontramos multitud de utilidades en cada una tales como en ebanistería., elaboración de instrumentos musicales, decoración en jardinería, construcciones marinas, artesonados. Se utilizan sus ensencias y resinas y un sinfín de utilidades más.

Pero ¿podríamos decir lo mismo de los seres humanos?

La respuesta es ¡SI!  NINGÚN SER HUMANO SOBRA, cada uno de nosotros tiene un conjunto de cualidades que le hacen valioso para los demás y para la sociedad en su conjunto.

La esencia del Juego Social del Trabajo es la capacidad de dar y recibir como las dos caras de la misma moneda. ¿Dar qué? Nos podríamos preguntar. Pues dar lo que somos, lo que tenemos para aportar, nuestro conjunto de talentos, aprendizajes y experiencia acumulada en nuestro recorrido vital.

Los árboles saben lo que son y lo dan con absoluta humildad y sencillez, y reciben de la misma forma, la energía del sol, la nutrición de la tierra, el influjo de la lluvia y el viento y además la gratitud, el gozo y el aprecio de los seres humanos por su existencia.

En el Juego Social del Trabajo, es imprescindible que conozcamos nuestras cartas y las valoremos, porque de esta forma podemos responsabilizarnos por su utilización, para no ignorarlas o desaprovecharlas. Para ponerlas en juego, ya sea en el sitio en el que estamos trabajando o en el inicio de una nueva actividad laboral.

Existen tres factores esenciales para convertirse en un jugador y abandonar la sensación de ser una ficha jugada por otros o por el sistema: el conocernos y el valorarnos. El tercer ingrediente es lo que denominamos los “Grupos de Cartas”.

Si te interesa, sigue leyendo…

Share

El Trabajo como Juego Social

DIMENSIÓN SOCIALEn el libro “Felicidad Laboral. Tu Reforma Laboral Interior” (Ed.Ob Stare) podemos encontrar, entre otras, una idea especialmente provocadora: “El Juego Social del Trabajo”. Si superamos las posibles resistencias iniciales a la misma, esta idea cambia radicalmente el estigma con el que nuestra cultura ha vivido el trabajo desde hace largo tiempo: considerándolo como obligación, sacrificio y en última instancia “castigo divino”.

La idea de concebir el trabajo como un juego social entra en contradicción con muchas de nuestras creencias fundamentales. De hecho, el antiguo modelo separaba la obligación de la devoción y el trabajo del placer.

Considerar el trabajo como un juego no es una locura. Si la palabra juego suele producir disfrute y entusiasmo, todas ellas emociones que favorecen nuestro estado anímico, ¿por qué no asociarlas al trabajo? No hay nada malo en ello, al contrario, es muy beneficioso. Es solamente una cuestión de creencias.

En el modelo industrial la atención estaba puesta en recibir. Recoger un salario o un beneficio a cambio de mi tiempo, de mi energía y de mi experiencia. Basado en el paradigma de la subsistencia, el trabajo era una fuente de sustento en donde no estaba bien visto el disfrute y este solo se consideraba posible para algunos privilegiados.

En el contexto del Juego Social del Trabajo el foco principal esta puesto en “aportar”. Ofrecer lo mejor de ti, compartir tus talentos y habilidades al servicio de los demás. Por supuesto que también recibirás pero será la consecuencia de lo primero, cerrando así un ciclo vital de dar y de recibir como dos caras de una misma moneda.

Si te interesa, sigue leyendo…

Share

Un escenario laboral completamente diferente

 

Cambios y transformaciones

 

 

    Extracto de la entrevista a Pilar Andrade en Innovaspain.com el 18 de febrero de 2014, expresidenta de la confederación de jóvenes empresarios y actual vicepresidenta de la federación iberoamericana.

 

¿Hasta qué punto cree que el “Estatuto de la Joven Empresa” podrá ayudar a la generación de empleo y a la internacionalización de pequeñas y medianas empresas españolas?

Estamos en una época de transición hacia un nuevo escenario (laboral, empresarial y social)  completamente diferente del existente en el siglo precedente, que va evolucionando y que todavía está en formación, aun cuando ya deja ver aspectos que va a poseer. El resultado es un nuevo modelo social, a escala internacional, donde la producción y el consumo ya no son realizados cómo venían siéndolo, donde el territorio y el espacio toman una nueva dimensión, y donde se altera la posición de las instituciones y la correlación de fuerzas y relaciones de todos los actores.

Llevado al terreno económico, las industrias cambian su carácter, las cadenas de valor adoptan nuevas formas, el mercado laboral ya no es el mismo. Ningún ámbito queda ajeno a la nueva realidad que va tomando forma. Es por ello que debemos regular y proteger con un estatuto a nuestras pymes para evitar que todos los esfuerzos de los emprendedores se pierdan y no se consoliden nuestras empresas.”

Y hoy miércoles 8 de Octubre de 2014 la misma persona en entrevista a la Cadena Ser programa “Hoy por Hoy”

Estamos en un nuevo tiempo, en modelos nuevos de empresa, no son tan jerárquicas, son más celulares, en las que no hay un jefe jerarquizado para cada departamento. Los jóvenes empresarios son personas sensibles y formadas, y sin duda buscan empleados comprometidos y responsables, con altos perfiles. Lo único que necesitamos es que el mercado se estabilice para poder hacer empleo de más seguridad para el trabajador en el largo plazo.”

Share

Ute_indians2_year_1878

No vayas detrás de mí, tal vez yo no desee liderar. No vayas delante, tal vez yo no quiera seguirte. Ve a mi lado para poder caminar juntos.
Proverbio Ute

Los uteuta yutas son una tribu india norteamericana cuyo idioma pertenece a la familia lingüística uto-azteca

Vivían en Colorado Occidental y en Utah Oriental. Actualmente viven en las reservas Uintah & Ouray (Utah), de 1.060.000 acres, yUte Mountain (winimuche) y South Ute, de 310.000 acres, en Colorado.

Ellos nos dejaron la versión más “anciana” del LIDERAZGO HORIZONTAL

 

 

Share